Uno de los “grandes argumentos” que esgrimen los detractores del iPad es que no tiene utilidad laboral, que solo es para jugar y para “enredar” en internet ( como me han dicho ayer).

Partiendo de la base que “enredar” en internet es el sustento de bastantes personas, voy a explicar como encaja el iPad en mi workflow diario, como ejemplo de uso empresarial del mismo.

Para empezar creo que lo mejor es definir cuales son mis tareas y responsabilidades. Soy responsable de un departamento de Audiovisuales, de 25 personas, que trabajan contra un Xserver con Final Cut server en la creación de contenidos multiplataforma, web, smartphone, tablets, grabación de eventos, etc.. .

Para cada tarea utilizo las siguientes aplicaciones:

Gestión de proyectos, salidas, fechas de entrega, procesos etc:

Omnifocus, probablemente el mejor gestor GTD y probablemente también el mas caro, 31,99 €. Es completisimo, y especialmente brillante en la gestión de proyectos secuenciales.

Gestión remota del servidor, solucionar caídas, agregar acciones y automatismo y demás:

LogMeIn Ignition. Impresionante, alucinante, brillante… podría pasarme el día poniendo adjetivos semejantes. Son, sin lugar a dudas los 24 € mejor gastados en App de la historia. Un autentico salvavidas en situaciones de “crisis de ausencia”. Este le complemento con iStats en el iPhone siempre ayuda saber como esta funcionando todo, carga de trabajo, procesos etc.

NOTA: Si no quieres gastarte esos 24€, siempre podrás usar el TeamViewer (ver post en AyudaiPad)

Gestión de documentos, previsualización de vídeos, y muestras para cliente:

iFiles y GoodReader . Desde el principio use GoodReader, simple, fácil de usar y eficiente, lo complemente con iFiles recomendado por un buen amigo, y aunque algo mas caro, es mas versátil a la hora de manejar todo tipo de documentos.

Estos dos gestores los complemento con Penultimate que es mi cuaderno para dibujar workflows y automatizaciones en el servidor y con DropBox para poder hacer envíos urgentes y demás transportes antes realizados por un Pendrive.

Y como no deseo bombardearos con demasiados datos, en el próximo post trataremos el resto de utilidades laborales como:

  1. Notas en reuniones, rodajes, linos interesantes y demás utilidades.
  2. Creación de documentos, presupuestos e informes.
  3. Gestion y accesibilidad a contenidos Final Cut Server.

Para el trabajo también vale aquello de “Cuanto más conozco a mi PC, más quiero a mi iPad”.