Quien no se ha levantado una buena mañana de domingo con el síndrome de kristian pielhoff, creyéndose que acabará todas esas pequeñas “chapucillas” que los albañiles “olvidaron” rematar pero sin embargo tu chica se encarga constantemente de recordarte. Pues bien, como todo hombre llevamos un Mac Gyver, listo para hacer Goma2 con un chicle Trident y una botella de lejía, hoy os presentamos como hacer un Dock con seis lapiceros bien afilados (y con goma culera, como dios manda) y cuatro gomas elásticas (sí, las de sujetar los fajos de 500€).

Ahora llega la parte difícil, que solo lo más habilidosos manitas (ese ser mitológico que todos tenemos en la familia) solventarán con rapidez. Se trata de fijar fuertemente los lapiceros formando un trapecio de seis lados como muestra la figura. Es importante resaltar que las gomas culeras de los lapiceros nos servirán de protector para no rayar la superficie de nuestro sacrosanto gadget.

Entendemos que no todos tenemos el doctorado en Megaconstrucciones, pero las fijaciones de cada trío de lapiceros debe ser lo más firmes posibles para evitar dolorosos choques con la “realidad” por parte de nuestro iPad.

Finalmente esta disposición trapezoidal nos servirá para colocar el iPad en posición horizontal, lo cual puede ser una jodienda para esas aplicaciones del iPhone cuyo subdesarrollo no permite un simple giro de 90º (para dudas sobre subdesarrolladores de apps, razón el Sr. @ricardollavador)

Y recordad chicos, aunque vuestro Dock se mueva más que Willy Fogg con un abono transportes, siempre podréis decir que la Smart Cover es una vulgaridad.

Vía | Geeky-Gadgets