Que el iPad Mini gracias a su tamaño es más manejable, y que lo podemos transportar con más facilidad que el iPad de tamaño “normal”, es una obviedad. Es por ello, que van a aparecer muchos usos más allá de la de ejercer de minitablet, llevándola en el bolsillo, como si fuera un teléfono móvil.

Seguro que aparecerán iPad Mini de serie en muchos coches sustituyendo las pantallas tradicionales, y además, si lo sincronizamos al del coche, podremos controlar su sonido con un sistema de audio, y así oir las canciones o ver las películas que tengamos dentro.

Ahora llegará el problema de la seguridad vial y la prohibición de la utilización de pantallas, siguiendo lo establecido en el artículo 18.2:
“Queda prohibido conducir y utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, excepto durante la correspondiente enseñanza y la realización de las pruebas de aptitud en circuito abierto para la obtención del permiso de conducción de motocicletas de dos ruedas cuando así lo exija el Reglamento General de Conductores.

Se prohíbe la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares (artículo 11.3, párrafo segundo, del texto articulado)”


Fast Tube by Casper

Si todavía tienes el ford fiesta, es hora de cambiar de coche, y no te olvides de incorporar tu iPad Mini.
Enjoy!