Aunque últimamente Munich no nos ha dado más que disgustos a muchos españoles (madridistas, of course), la capital de Baviera también tiene su lado lúdico y sorprendente. Y para descubrirlo solo hace falta ver a Simon Pierro como saca, orgulloso, su globo-iPad a pasear. Parece una broma, pero realmente es  un cachondeo propio de un mago que adora los cacharros electrónicos.

Así que ya sabéis, si veis pasar alguien con un iPad flotando, no le prestéis ninguna atención y a la que se descuide… ¡¡Zas!!, le mangáis el iPad. Enjoy:


Fast Tube by Casper