Ya se ha cumplido algo más de un año desde que el tito Jobs anunciase ese caprichoso ‘tablet‘ aquel 27 de enero de 2010. Y desde entonces no ha dejado de hacer historia (en lo que a tecnología se refiere).

Ante la inminente presentación de la siguiente ‘temporada’ del gadget (supuestamente mañana 2 de marzo) conviene hacer balance de los objetivos cumplidos durante su primer año de vida. También coincidiendo con la presentación de TheAppDate ayer en Madrid, donde se presentaron algunas aplicaciones para dispositivos como el iPad/iPhone, se palpa el saludable estado e interés de las empresas hacia este mercado en expansión.

Estas fueron algunas de las declaraciones que se hicieron desde diferentes ámbitos del desarrollo y diseño, y a partir de ellas podremos analizar los aciertos o castañazos que la gente del sector esperaba del iPad:

  • David Burton (redweb.com): No consigo ver la utilidad al iPad. No es igual de potente ni multifuncional que un portátil. Demasiado pequeño para sostenerlo en las rodillas y demasiado pesado para aguantarlo con una mano. Otro problema es que parece como un iPhone grande (de Bilbao) y como él, solo puede ejecutar una aplicación a la vez. Además del entorno cerrado y controlado de desarrollo de Apple, por supuesto. Creo que limita la creatividad y frena la innovación, así como la libertad de elegir.
  • Zaid Al-Asady (wklondon.com): El iPad ha recibido muchas críticas, pero lo que es seguro es que alterará la manera en que los diseñadores interactivos harán su trabajo. Ya no existen los conceptos de: “vertical o apaisado”,  lo que se traduce en un diseño web adaptativo. Se acabaron los efectos de rollover/hover y la usabilidad web se multiplicará por mil.
  • Paul Kidd (kidd81.com): El iPad solo merece la pena ser tomado en serio en función de su compatibilidad/incompatibilidad con Flash para poder ver sitios web y acceder al 70% de los juegos y el 75% de los vídeos de la web. La única ventaja real que el dispositivo parece tener sobre el iPhone es la pantalla de 1024×768 pix. lo que mejorará mucha la experiencia de usuario cuando navegue por la red .
  • Andy Budd (clearleft.com): El iPad es claramente un producto de consumo y por tanto no creo que juegue un papel fundamental en el proceso creativo. Sin embargo, veo que puede volverse muy popular entre los diseñadores como herramienta para demostraciones con clientes o presentaciones. El iPhone contribuyó  a romper las barreras tradicionales  asociadas al desarrollo de la web móvil y abrió paso a toda una generación de desarrolladores iPhone. Por lo que creo que el iPad dará lugar a una nueva era de experiencias muy específicas y orientadas a dispositivos concretos.

Es ya famosa la afirmación de que el iPad era solo un iPhone grande, como afirma Burton, y también la desconfianza hacia su tamaño: ni demasiado grande, ni demasiado pequeño. Los dos argumentos han sido superados por las increíbles ventas en 2010 (14 millones de unidades vendidas) y el trasvase de las mismas desde los netbooks y portátiles hacía el nuevo formato iPad. Respecto a la multitarea es un problema que se solucionó con la llegada del iOS 4.2.1 y el entorno cerrado, controlado y judeo-masónico de Apple no parece haber sido un freno para su expansión.

Además, el exponencial crecimiento del desarrollo de aplicaciones para el iPad, parece confirmar las previsiones de Al-Asady de una apuesta hacia el diseño adaptativo y usable que nos ofrece el iPad. Confirma también la tesis de Kidd, de que la experiencia de usuario se iba a mejorar cualitativamente con la aparición de esta nueva pantalla y resolución.

Por lo que respecta al Flash, seguirá siendo un tema de controversia, aunque no han frenado las imparables ventas ni el desarrollo de apps, por lo que no parece haber sido un escollo insalvable.

Y respecto a las afirmaciones de Budd, parece que acertó de pleno en que era un producto de consumo (que va camino de hacerse masivo)  y muy popular entre los diseñadores. Y lo que es más importante ha abierto “una nueva era de experiencias muy específicas y orientadas a dispositivos concretos“. De hecho en congresos como el pasado MWC se confirma la tendencia de que tanto el desarrollo web, como el acceso a Internet se está volcando de lleno en los dispositivos móviles y tablets.

Así que ya solo nos queda descubrir mañana como continuará esta saga que se promete fascinante y duradera.