Luis Rodríguez más conocido como @luisete es papá de @minibicho, ingeniero y  trabaja en Social Media y PR. Sus otras aficiones son: viajero, blogger, japonófilo empedernido con su web japonismo.com, fotógrafo, gastrónomo y por supuesto le encantan las hamburguesas.  También podéis apreciar su trabajo fotográfico en: profundidad.net.

Aunque le faltan horas, Luis ha sacado un rato para exponernos las numerosas razones que le han llevado a ser amante del iPad y fiel iPadrroquiano. Como son son muchas cosas las que nos tiene que decir, hemos dividido la entrevista en dos partes. Vayamos, entonces, con la primera de ellas:

 

[pullquote]¿POR QUÉ SOY UN IPADRROQUIANO? [Parte I] [/pullquote]

1.- La pregunta del millón ¿para que sirve el iPad? (en tu caso)

Creo que menos para ir a trabajar por mí, para casi todo. Aunque en mi caso lo uso sobre todo para leer, ya sea correo, ya sea alguno de los cientos de feeds RSS a los que estoy suscrito, para ver películas y series de televisión de las que tengo en mi media center, para navegar por Internet, y mucho, mucho, para tuitear.

 

2.- ¿Cuales son las apps sin las que tu iPad sería un pisapapeles caro?

Pero, incluso pese a eso, ¿no sigue siendo un pisapapeles caro? 😀 Me gusta muchísimo GoodReader, que es muy baratilla pero te permite acceder a documentos en casi cualquier sitio, hasta debajo de las piedras si me apuras, y me encanta poder anotar los documentos, subrayarlos, porque es genial tanto para leer por placer como cuando lees documentación técnica.

Twitter es otra de las apps que no faltan en mi iPad, y sí, lo reconozco, soy de esos bichos raros que, aunque no sea perfecta, y aunque ahora no se parezca en nada a la versión para iPhone, sigue usando la app oficial.

Antes te decía que me encantar leer blogs, por eso en mi caso no podría vivir sin Reeder, que es maravillosa para conectarte a tu Google Reader, la interfaz es sencilla pero muy potente.

Y aunque no la use a todas horas, pero lo cierto es que me encanta Plex. Plex es el media center que utilizo, y poder ver tus series o películas desde la cama, o con un poco de trasteo con la app incluso verlas cuando estás fuera de casa, es una pasada, sobre todo cuando luego sincroniza el punto en el que te has quedado en la reproducción, y cuando vuelves al sofá sigues viéndolo donde lo dejaste cuando estabas tirado en la cama. Tremenda.

 

3.- ¿Y las apps que usas en modo “iPhone de Bilbao” (las propias de iPhone en que pulsas el “x2”)?

Pues aunque no te lo creas, de la que más uso así es Instagram. Le doy tanta caña a mis dispositivos, que a veces estando en casa quiero hacerle alguna foto a algo y subirla a Instagram, o dejar comentarios en fotos de amigos, y tengo el iPhone en su dock cargando, y ni corto ni perezoso la uso desde el iPad.

También me ha pasado con Foursquare, de esto que vas leyendo algo en el iPad, y piensas “voy a hacer un checkin aquí” y claro, si ya tienes un iPad en la mano, es tontería sacar el iPhone sólo para eso, así que abro Foursquare, aunque no esté adaptada, y hago el checkin como un señor.

 

4.-  Dinos la verdad ¿ya le compraste a tu iPad la funda Louis Vuitton, verdad? ¿qué otros accesorios le compraste? ¿te gusta el tuning para iPad?

La Louis Vuitton no, que no era lo bastante buena para mi iPad 🙂 Ahora en serio, no he comprado muchas cosas adicionales, pero por ejemplo sí te diré que me compré una smartcover en cuanto salieron, la naranja, que con el iPad en blanco quedaba muy bien, y que encima ahora es vintage ya que ya no se vende. Estoy pensando en venderla en eBay de hecho 🙂

Luego, en uno de mis últimos viajes, pasé por una Apple Store y aproveché para comprarle la smartcover Product Red, que es de las de cuero y queda todavía mejor. Pero en cuanto a fundas no mucho más, me gusta que el iPad brille, que no esté oculto.

Luego le compré una Muzetto, una maravillosa bolsa de Waterfield hecha a mano, y una smartcase de la misma marca, que son fantásticas aunque no son precisamente baratas (y menos después de su paso por los vampiros de la Aduana). También compré el Camera Connection Kit, y el adaptador para conectar el iPad a un proyector o televisión y utilizarlo para llevar presentaciones.

Y no, no me gusta eso del tuning del iPad, es que es tan bonito tal como viene, que hacerle perrerías sería estropearlo : )

 

5.- ¿El iPad sin juegos es como un Sálvame sin la Esteban o un Bershka sin música a todo trapo? ¿Cuales te engancharon más que la droja en el Colacao?

Menos mal que con Plex en el iPad no tengo que ver eso de Sálvame, así que disculpa que no entienda la analogía (ejem). No soy demasiado jugón, eso es cierto, pero sí me vicié mucho (pero mucho, mucho) con el Temple Run, especialmente en iPad, que se veía mucho mejor que en iPhone. Sobre todo gracias a la posibilidad de ver las puntuaciones de tus amigos, y a los piques que había luego en Twitter, en plan “mirad este pantallazo con mi puntuación, os gano a todos” y cosas por el estilo.

Y claro, no se puede permitir algo así. Hasta mi mujer me echaba la bronca porque decía que estaba demasiado viciado, y me llevaba el iPad a la cama y me ponía a jugar, y cuando había que saltar obstáculos, me decía que se movía toda la cama y que para eso me fuera al sofá. Está claro que las circunstancias cambian, pero lo de que tu mujer te diga que te vayas al sofá sigue siendo un clásico.

6.- ¿Te consideras adicto al iPad o puedes dejarlo cuando quieras?

Si ahora te digo que no, con lo que llevo escrito, te ríes en mi cara, ¿a que sí? A quién quiero engañar, el iPad me tiene enganchadísimo, tiene el tamaño perfecto para verlo todo bien, pero es lo bastante ligero y portable para que no estorbe, y tiene la suficiente autonomía para que no tengas que pensar constantemente que como hagas dos cosas a la vez en media hora te has quedado con un pisapales bonito pero inusable.

Ay, mi iPad, qué cosa más bonita… 🙂

 

7.- ¿Cuánto tiempo llevas con el iPad? ¿te tocó en un sorteo de iPadizate o te lo regaló tu suegra?

Llevo con el iPad casi desde el primer día. Fue un amor a primera vista, y es que en mi caso, al contrario que muchos gurús que lo criticaron porque era un iPhone grande, cuando vi a Steve Jobs presentarlo en la keynote, ya lo comenté en Twitter “a mí el iPad me pone y quiero uno”.

Luego salió el iPad 2, y pensé “este todavía me gusta mucho más”, y mi mujer me decía que teniendo el primero ni de coña iba a poder tener el segundo, pero lo cierto es que ya me lo había pedido como regalo de cumpleaños, así que imagina la sorpresa. Se puede decir que somos un trío muy bien avenido, mi mujer, mi iPad y yo 🙂

Y ahora preguntarás ¿qué pasó con el iPad original? Pues el pobre está aguantando carros y carretas, tiene arañazos en la pantalla, en la parte posterior, y es que lo heredó mi hijo, que al año y medio ya aprendió a desbloquearlo y a buscar sus aplicaciones favoritas y que le gusta tanto el iPad como al padre. De casta le viene al galgo.

Eso sí, excusa para el nuevo iPad ya sí que no he tenido (me falta un hijo para que pueda seguir heredando iPad antiguos :D).

[Fin de la Primera Parte]

 

La segunda parte de esta entrevista la publicaremos el próximo miércoles, en la que @luisete nos explicará por qué no puede vivir sin su iPad: “Me encanta el iPad por la de cosas que puedo hacer sin complicarme la vida” 

Así que no se vayan todavía, aún hay más.