Y como en fin de año no hay otra noticia que la recopilación de noticias, vamos con la lista de los 10 mejores juegos para el iPad, según la propia Apple, las estadísticas de ventas y lo que buenamente nos ha parecido apropiado a los perpetradores de AyudaiPad:

Angry Birds: El juego de los pájaros cabreados, el MegaHit del año, desde el punto de vista de popularidad y beneficios. A falta de una revisión, tenemos dos.

Monkey Island: El juego que todo treintañero debería haber jugado. Si no sabes de que hablo, mejor leer aqui.

Civilization: para que negarlo, el que suscribe es un mega-Freak del decano de juegos de estrategia desde hace ya más de 15 años (sí, se que estoy ya viejuno y tal). Si te gusta la estrategia no lo dudes.

Alpine Crawler: Más emoción imposible por terrenos de lo más desastroso. Todo un ‘must’ en cualquier iPad. También existe la versión gratuita.

Osmos: relajante, desconcertante, el éxito más inesperado de todo el app Store. En la delgada línea entre el juego y la broma.

Plants Vs Zombies: Si yo fuese un zombie, desconfiaría de una planta que me quiere papear…

Real Racing: Rum, rum, rum. Solo por girar el iPad como si fuese el volante del coche, ya merece la pena descargarlo.

Infinity Blade: el juego que sorprendió al propio tito Jobs. Para más info, leer el análisis de vidaextra.

Edge: el Tetris total. El sueño húmedo de aquel ruso que se hizo millonario con el juego más simple de la historia.

Air Hockey: quién más, quien menos ha jugado en las recreativas a este juego. La experiencia en el iPad es poco menos que encontrarte de nuevo en los salones de maquinitas que hace años que no pisas.

Y dos extras, que aunque no salen en las recopilaciones más famosas, solo por ser gratuitos todo el ‘ciudadano iPadiano‘ debería probar:

Harbour Master: no se lo dejes a tu mujer o tendrás que elegir entre el iPad y tu matrimonio/relación.

NY RollerCoaster: ¿Y si te subes a una montaña rusa poco menos que suicida a pasar un rato de subidón de adrenalina? Pues prueba esta app y comprobarás lo que es ponerte los pelos de punta.

Tonto el que se aburra esta Navidad!!