Cuando se usa la cámara trasera del iPad (con el iPad en posición vertical), para hace fotos o grabar vídeos, hay que adoptar una postura un poco ridícula, y más si la funda del iPad permanece colgando como si fuera un pergamino.

Con la funda Mirror Case para iPad (también par el iPhone), además de proteger el iPad y servir de soporte, se consigue que, en posición horizontal, se pueda utilizar la cámara trasera del iPad, siguiendo las teorías de la refracción de la luz.
El funcionamiento se basa en un espejo situado debajo de la cámara trasera que proyecta la imagen recibida. El espejo está protegido para evitar daños y se puede limpiar con facilidad.

mirror case
El accesorio (79,95$, un pelín caro) es muy útil para grabar una conferencia, una clase de Universidad, sin tener que poner el iPad verticalmente. Así, se sitúa el iPad encima del escritorio, de la mesa, casi sin invadir la intimidad del profesor y sin que tenga la apariencia de un ordenador, con el objetivo de poder grabar las imágenes de manera confortable.

El dock multifuncional está fabricado en plástico de alta calidad y protege el iPad como cualquier otro cover. Además, en la parte del altavoz se prolonga hacia afuera para dirigir el sonido hacia el usuario y en el soporte se sitúa un compartimento para depositar bolígrafos, notas, lápices y utensilios de pequeño tamaño.


Fast Tube by Casper